Seguidores de este Blog

6 de julio de 2009

Hasta cuando!


Desde hace unas semanas que nos viene arropando una onda de calor insoportable... Esto me provoca mal humor y a veces me la desquito con quien no debo...

No obstante, caminar hasta la Universidad a tomar clases de inglés todos los días se convierte en un baño de sudor que solo es compensado por el aire acondicionado de las aulas...

Pero, y ¿que decir de mi cabello? El salón no me dura ni un solo día y tengo que andar con una cola recogida para disimular un poco el cabello esponjado...

Para colmo tuve que buscar de urgencia un tratamiento para las orquetillas pues mi pelo se ha resecado mucho y gracias a Dios encontré un producto que me va fenomenal...
Un maravillosa Mantequilla restauradora de los productos Schwarzkopf y su linea Bonawell Oil Nutritive. Los estoy probando desde hace dos semanas y logré desaparecer esas odiosas orquetillas!


Por otro lado, lo peor del fin de semana fue cuando me decidí a ayudar en mi casa con los quehaceres... En la cocina no hay quien se meta del calor! Y que decir de hacer algún ejercicio muscular con el suapeador, eso sería sofocarse hasta el punto de colapsar de un mareo...

En mi casa compraron un reloj que mide la temperatura y por mi madre que esa aguja siempre pasa los 30 grados en las noches!

La televisión, esa ni intento encenderla pues esta genera un calor en la habitación que no soporto.

No exagero... Lo bueno es llegar a la oficina, el aire acondicionado te hace olvidar por 8 horas el fuego que hay en la calle.


Nunca pensé que lo diría, pero cuanto lamento cuando llega la hora de salir del trabajo...

4 comentarios:

PARISINA01 dijo...

no te preocupes mag vamos a pedir permiso para traer una cama y dormir aqui ja ja ja.
¿que te parece? ¿que dira el doctor? ja ja

Juanml dijo...

Magdelyn no se si sere yo o es el calor, pero no puedo leer el texto, seguire chequeando a ver.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Hay amiii consigue un ventilador portátil jajaja
un beso!

marta dijo...

Cuando ese calor ataca no hay quien se salve, a mi no me gusta el calor, estoy loca que llegue el otono.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails