Seguidores de este Blog

23 de enero de 2008

Hostelería y Turismo: Historia del Turismo - 6ta Parte


HISTORIA DE LOS VIAJES

En el post anterior les narré sobre la tercera maravilla del mundo antiguo, la cuál intervino formidablemente como atractivo para la realización viajes…

La cuarta maravilla del mundo antiguo fue la siguiente:

IV


EL COLOSO DE RODAS


Enorme figura de bronce y hierro de un hombre joven, de 45 metros de alto y 70 toneladas de peso.

Representaba al dios griego del sol, Helios, quien sostenía en su mano derecha una antorcha permanentemente encendida. (Como la moderna Estatua de la libertad, ubicada en NuevaYork)Sus pies estaban apoyados en dos enormes pedestales construidos con barras de hierro, y con un peso de 7.5 toneladas, formaban la entrada del puerto de Rodas. Por debajo de sus piernas pasaban las naves.

El escultor Chares de Lindo comenzó el trabajo en el año 291 antes de la Era Cristiana y lo terminó 12 años más tarde pero solo estuvo en pies unos 50 años.

Un terrible terremoto sacudió la isla y sepultó la colosal estatua en el océano, dejando sólo algunas partes de los enormes pies sobre los pedestales. Aún después de caído, el coloso siguió atrayendo gente que acudía junto a él para comprobar de cerca sus verdaderas dimensiones. De su nombre proviene la expresión popular “colosal”.

Tenía un porte agresivo, terrible, con furia divina y exhibía sus partes íntimas de una forma exageradamente ostensibles, como símbolo de poderío y fuerza.
Esta ha sido una de las causas por la que no se ha conseguido la autorización para reconstruir la estatua…
Siguiendo el designio de un oráculo, los habitantes de Rodas dejaron el coloso donde había caído, hasta que novecientos años después fue recuperado por los musulmanes como botín de guerra.
***
Espere por la siguiente maravilla...

2 comentarios:

amaliovilla.com dijo...

Pero es verdad que todavía quedan pedazos de la estatua?

Magdelyn dijo...

Amalio:

Claro que no..

Se cuenta que los restos de la estatua se vendieron a un comerciante judío, quien los reparte en 900 cargas de camello y los funde en tierra firme.

HOy en día no quedan restos de la estatua...

Actualmente un escultor llamado Kodjamanis ha propuesto al alcalde de Faliraki (localidad de Rodas) realizar un nuevo "Coloso", similar al que logró asombrar a los viajantes de antaño, sirviendo de insignia de Rodas y, además, de faro para el puerto.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails