Seguidores de este Blog

9 de julio de 2008

Hola mundo!

Nací un 25 de Julio del año 1984, en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas.

Mi madre dio a luz alrededor de las 10 de la noche de parto natural. Ella me contó que ese día ella y otras cuatro mujeres se encontraban en labores de parto y que a todas se las llevaron a dar a luz a la sala de parto menos a mi madre, esta se asustó mucho, pues todavía “no había roto fuente” y como era primeriza, no sabía exactamente que iba a sucederle…

Según lo que ella me relató, uno de los médicos le dijo que no se preocupara pues su turno llegaría en su momento… Y así fue…

Mami me narró además, que cuando le llegó su turno de dar a luz, ella se encontraba a lado de otra mujer primeriza que también estaba intentando dar a luz y que lloraba desesperada llamando a su madre y como no podía parir se la llevaron a la sala de cirugía…

Mi madre al ver a esa chica tan cobarde, tomó más valor y le dijo a los médicos que ella No iba a llorar, pues según ella, llorando o no llorando como quiera había que parir… Entonces no lloró… (Que valiente mi mami)

Pero la que si lloró mucho al venir al mundo fui yo. Y para mi madre este fue el regalo más hermoso. El dolor le había pasado y ahora todo era felicidad.


Por otro lado, mi padre, que se encontraba de servicio militar, lo habían llamado para que se presentara en el hospital y según mi madre, ésta al salir de la sala de parto, lo vio sentado en una banqueta todo preocupado y mientras pasaba acostada en la camilla solo alcanzó a decirle adiós con la mano.

A mi me llevó una enfermera después de que me pusieran un cintillo en la mano con el nombre de mi madre a una sala donde ponen todo los recién nacidos…

Al día siguiente, como a las 9:00 de la mañana mientras mi madre se encontraba descansando en una habitación en común con otras las otras cuatro mujeres recién paridas apareció un hombre preguntado por una señora llamada María Hidalgo y al ella responder de inmediato le entregó una sorpresa… Un hermoso arreglo de flores rosadas de parte de mi padre…

Que hermoso detalle… Todas las demás parturientas le decían a mi madre que era afortunada pues su esposo la quería mucho y se alegraban por ella.


Bueno, en esta foto de arriba, estoy con 3 días de nacida, contenta de estar en mi nuevo hogar y con los mejores padres del mundo.

3 comentarios:

Cheluca dijo...

Eyyyy qué chulo y qué valiente tu mami!!! Felicidades por los emocionados padres y todavía deben estar orgullosos de ver la linda persona en la que te has convertido!!!

Besote!

marta dijo...

Muy bonito el relato!
Julio es un bonito mes para nacer.

Anónimo dijo...

ahora mismo estoy agregando este sitio a mis favoritos. lo recomendare

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails