Seguidores de este Blog

7 de abril de 2012

Una semana santa sin habichuelas con dulce no es semana santa

  Una de las cosas más ricas que se puede disfrutar en esta temporada de Semana Santa son las deliciosas habichuelas con dulce... Un delicioso postre que preparamos los dominicanos en esta temporada y que a todos se les antoja...

A mi me encanta como quiera... Bien frías, calientes, con coco, con jenjibre, con galleticas y con sus trozos de batata, con cazabe...  La verdad es que son ricas como quiera; una exquisita tradición de la cuaresma...

Algunas personas que nunca han probado este postre se intimidan al saber que son habichuelas (frijol, frejol, judía,poroto, chingadilla, grano, pocha, faba, chícharo, caraota, alubia) con azúcar pues no pueden imaginarselo... Pero no saben lo que se pierden...

Lo que no se puede negar es que luego de comerselas puede que uno que otro viento huracanado resuene en el ambiente jajajaja...


 Bueno como este es un postre que me gusta tanto les voy a compartir mi receta que me enseñó mi madre...

Ingredientes


1 libra de habichuelas rojas o (2 latas de habichuelas de 16 oz)
1 libra de batata cortada en dados y hervidas con sal.
1 cucharada de vainilla
1 taza de azúcar morena o parda
1 cucharada de mantequilla
2 latas de leche evaporada
1 lata de leche condenzada
8 clavos dulces
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/2 taza de uvas pasas (Raisins)
La cascara de un limón
3 astillas de canela
1 lata de leche de coco (Opcional)
1/2 cucharadita de sal
  Preparación:

 1. Lavar las habichuelas y ponerlas en agua abundante de un día para otro... Luego ponerlas a hervir hasta que ablanden...(Si te quieres ahorrar este proceso puedes utilizar 2 latas de habichuelas sigue con el siguiente paso...)
2. Dejar refrescar un poco y licuar en hasta dejar una crema y luego pasar por un colador...

3. Poner la crema colada al fuego y entonces agregarle sal, clavos,canela,nuez moscada,azúcar, la leche evaporada, la leche condensada, la leche de coco...

4. Remover hasta unir bien y dejar reducir a fuego medio hasta lograr una crema no muy espesa... Revuelve regularmente para evitar que se pegue del fondo de la olla o caldero y se queme...Preferiblemente con una cuchara de madera... (Por eso es que he probado algunas habichuelas con dulce que saben ahumadas y se debe a que no la mueven regularmente y se les queman en el fondo...)


  5. Agregar las batatas ya hervidas y cortada en cubos, la mantequilla, las pasas... Retire del fuego y deje reposar...
6. Servir agregándole galleticas de leche...


 Y listo!

Nota:
-Si notas que  te quedan muy aguadas  puedes hacer un puré las batatas y esto le dará mayor consistencia...
 -Este postre es bueno también frío de refrigerador  al día siguiente de su preparación...
- también le puedes agregar 1 cucharada de jengibre opcional...

- Si te produce acidez la batata la puedes obviar
- puedes sustituir el azúcar por la cantidad apropiada de tu endulzante favorito Splenda u otro...
- Si eres intolerante a la lactosa puedes usar leche de soya o baja en grasas si estás a dieta...
- Toma en cuenta que todos estos cambios pueden afectar el sabor pero no tanto como para que puedas disfrutar de unas deliciosas habichuelas con dulce...


Un poco sobre el origen de las habichuelas con dulce:


Sobre la historia de las habichuelas con dulce se conoce poco y se le atribuye al militar francés Dorvo Soulastre la versión más aproximada de su posible origen.
los datos aportados por Soulastre, que se relacionan con la era de Francia en Santo Domingo (1795-1809) y atañen a la migración francesa de Saint Domingue (posteriormente Haití) hacia la parte oriental (hoy República Dominicana), permiten deducir y reconstruir la historia de las habichuelas con dulce de la siguiente manera.
Entre los emigrantes que arribaron a nuestro país a finales del 1795 y el 1809 estaba Francois Delalande dueño de una finca de legumbres en el norte de Haití. Allí, un mulato le pide la mano de una de sus hijas y ante la negativa que recibió decide vengarse persiguiendo a la familia, por lo cual el padre huye a Monte Cristi con su familia y de ahí pasan a Santo Domingo, donde comienzan a cultivar un pedazo de tierra que les cede un español.
Entre todas las legumbres producidas por Delalande, Soulastre se interesó por unos “frijolillos” que se comían “tan finos y azucarados” como en Francia. Dada la imposibilidad de aclimatar frijoles franceses a la tierra dominicana, los sustituyó por otros de Estados Unidos y en su preparación comenzó a utilizarse la leche.
Después del 1844, los frijoles franceses sembrados y los importados fueron sustituidos por las habichuelas producidas en América desde los tiempos precolombinos. El proceso de fusión y síntesis culinaria del pueblo dominicano adoptó y adaptó los frijolillos azucarados de Francia y los convirtió nuestras sabrosas y tradicionales habichuelas con dulce.
En Haití no prendió la costumbre de las habichuelas con dulce porque los frijoles azucarados eran consumidos por nobles y ricos plantadores, quienes emigraron a otros países.
También se emplea otro argumento que permite relacionar los “frijolillos azucarados” franceses con el origen de las habichuelas con dulce: Soulastre los describió “cuatro días antes del Domingo de Ramos”, lo cual sugiere que eran parte de la conmemoración de la “Semana Mayor”.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails