Seguidores de este Blog

15 de abril de 2011

El baño del bebé

Cuando nació mi bebé el pediatra me recomendó bañarla 3 veces al día con agua purificada, a temperatura tibia y siempre con su jabón especial... Me pareció una exageración bañarla tantas veces por lo que preferí hacerlo una sola vez al día preferiblemente a las 11 de la mañana... Le agradezco mucho a mi madre pues esta me enseño a bañarla correctamente:

Primero se sostiene al bebé boca arriba, pasando el antebrazo por debajo de su cabeza y sujetándole con la misma mano por debajo del brazo. De este modo, su cabeza queda apoyada en la muñeca del adulto y la espalda en la palma de la mano. Con la mano libre se lava al bebé.

El baño se empieza por la cabeza. Primero se escurre el agua de la esponja sobre el cabello del bebé y luego se le limpia suavemente la cara con ésta. Se añaden a la esponja unas gotas de jabón neutro que no irrite los ojos y se le frota suavemente el cabello. Para aclararlo, se vuelve a escurrir agua de la esponja. Después se enjabona el resto del cuerpo prestando especial atención en la zona del ombligo, pues es conveniente no humedecer el cordón umbilical.

En las niñas, el lavado de los genitales debe realizarse de delante hacia atrás, para no arrastrar hacia la vulva las bacterias de la zona anal. A los niños, simplemente se les lava el pene y los testículos con la esponja.

Al finalizar el baño, se envuelve al bebé en una toalla suave y templada, previamente estirada sobre una superficie lisa, y se le seca mediante masajes o golpecitos suaves, pero nunca frotando.

Es importante asegurarse de que la piel del bebé queda bien seca, sobre todo entre los pliegues que se forman en las piernas, en los brazos y en el cuello. De lo contrario se podrían producir irritaciones.

Las orejas se secan con una toalla. No es recomendable el uso de bastoncillos para los oídos. Para el cabello también se usará una toalla, sin miedo a tocar las fontanelas, unas zonas blandas y hundidas situadas en la parte superior y posterior de la cabeza del bebé protegidas por una resistente membrana.

La piel del recién nacido tiende a escamarse, pues, tras nueve meses en contacto con el líquido amniótico del útero materno, se enfrenta por primera vez a un ambiente seco. De ahí que sea aconsejable aplicar una loción hidratante o aceite para bebés en las zonas más secas después del baño. (fuente)


Lo ideal es bañarla en la habitación para evitar corrientes de aire, en una mesita especial para baño del bebé que te permita mayor comodidad...

La bañera no debe llenarse más de 10 a 15 centimetros y el agua debe estar cercana a la temperatura del cuerpo 35 a 37 grados... Es muy importante vigilar la temperatura del agua para evitar quemaduras al bebé...

Nunca se debe dejar al bebé solo en el momento del baño por eso hay que tener a mano todo lo necesario...


OBJETOS NECESARIOS PARA EMPEZAR A BAÑAR A TU BEBÉ

- Una toalla seca y templada para secar al bebé después del baño.

- Jabón neutro para bebés.

- Una esponja vegetal para frotar sin dañar la piel del bebé.

- Crema especial para el culito del bebé.

- Aceite o crema hidratante para bebés.

- Una gasa estéril y alcohol de 70 grados para la cura del cordón umbilical

- Pañales limpios.

- La ropa con la que se va a vestir al bebé después del baño.

- Un cepillo de cerdas suaves para el pelito del bebé.

El polvo de talco puede ser tóxico para el bebé si éste lo inhala. Es preferible prescindir de su uso.

Mi bebé se relaja mucho luego del baño por lo que es el momento ideal para dormirla...

2 comentarios:

Cheluca dijo...

Definitivamente después del baño los bebés se relajan muchísimo y duermen que da gusto...
Preciosa tu nena!!!

elrincongozoso dijo...

Interesante post, gracias por compartirlo.

Saludos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails